Sep 27, 2011 - Narrativa Breve    No hay Comentarios

Nítidos contornos


Hace algunos días, quizá semanas, tuve un sueño confuso en el que corría desesperado por una calle oscura en busca de algo o de alguien, pero no sabía quién, no sabía para qué. El sueño se reveló de manera abrupta en una extraña escalinata de cantera rosada, que parecía el ascenso a una torre; una configuración femenina de bellos contornos me cruzó y no pude distinguir su rostro. En ese instante pareció como si mis confusiones se aclararan y mi búsqueda se allanara. Buscaba una doncella perdida, de la que repentinamente me sentí enamorado, como si el súbito recuerdo de mi amor me sacudiera como a un árbol la borrasca. Lo que más me estremeció fue que al descubrir a la mujer y tomarla entre mis brazos se mostró tu rostro resplandeciente y mi corazón saltó del pecho descontrolado.

¿Tienes algo que decir? Seguir adelante y dejar un comentario!