Escribir ficciones

 

Ahora está usted allí, mirando estas letras, esperando leer algo interesante. Quizá arrancar con un episodio brillante y adentrarse en una historia de aventura y fascinación. Tal vez espera fervientemente perderse en esa ficción, olvidando que lo es. Pero contrario a ello tendrá que imaginarme en este frío aposento, a la luz de una lámpara, soñando despierto esta anécdota que ya le ha robado algunos instantes. Intentando crear una ficción, dándole forma, tal vez, a algunos personajes que solo aparecen como silueta fugaz, pero que se manifiestan con fuerza en analogías reales de mi existencia, y que acabaran por convertirse en seres de carne y hueso, que son parte de mí, o una parte de mí, y que también son usted en algún episodio de su vida, porque se parecen a su maestro de primaria cuando le puso una mala nota o lo reprobó en matemáticas. Esta historia que es tan real como usted, pero tan imaginaria como yo, esta realidad que no se manifiesta sino solo a través de usted y su lectura.

¿Tienes algo que decir? Seguir adelante y dejar un comentario!