Yo soy 132

 El movimiento estudiantil que lleva el titulo “Yo soy 132”, surgió a partir de la visita de Enrique Peña Nieto a la Universidad Iberoamericana donde un grupo de estudiantes expresaron su rechazo al candidato del PRI. Después de que la prensa oficiosa los acusara de acarreados y revoltosos, ellos subieron un video a YouTube donde muestran las credenciales de los 131 estudiantes que iniciaron la protesta. Se trata de un movimiento estudiantil que exige fundamentalmente la democratización de los medios de comunicación. Una revaloración del papel de la televisión y los medios de comunicación, para presentar información veraz, sin manipulaciones y que respete la ética periodística. Y es que la forma en que las televisoras (Televisa y TV Azteca) han manipulado la información para beneficiar al candidato del PRI es realmente vergonzosa, tan solo los pagos documentados de propaganda disfrazada de noticia o entretenimiento que ha realizado el gobierno del Estado de México a Televisa desde 2009, o simplemente la cobertura noticiosa que recibe dicho candidato en detrimento de los demás, y la forma en que han tratado de minimizarse acontecimientos que en las redes sociales han sido un verdadero boom.

Por ejemplo, la revista Proceso informó que después de la visita de EPN a la Universidad Iberoamericana en la que fue evidente el rechazo de los jóvenes a su candidatura, 48 periódicos filopeñistas reportaron que la visita de Peña Nieto a la Ibero fue un éxito y las televisoras solamente le dieron un minuto de difusión en sus noticiarios. Y cuando los estudiantes marcharon de la Ibero a Televisa, en Santa Fe, a reclamar “el sesgo (a favor de Peña Nieto) de la información que Televisa difunde”, Televisa reportó esa marcha en 10 minutos y a continuación le dio 18 minutos a Peña Nieto para declamar un discurso en que convocó al país a perfeccionar nuestra democracia. De manera que los reclamos y exigencias de las multitudes de jóvenes apartidistas son completamente auténticos. Y la televisión despliega un poder ilimitado principalmente ante la ignorancia y la apatía electoral de los ciudadanos de este país.

Esa es la indignación que hoy toma las calles de México, esa es la apuesta por abrirle los ojos a los mexicanos. ¡No se dejen engañar por la televisión!, los dueños del duopolio televisivo quieren imponer a Enrique Peña Nieto en la presidencia de la republica. Hoy, este movimiento ha alcanzado dimensiones nacionales y su exigencia fundamental consiste en revalorar el papel de la comunicación social, quizá no solo en la televisión, sino en todos aquellos de una manera u otra participamos en la transmisión de información u opiniones en medios masivos. Y es posible que el verdadero y gran cambio en México haya comenzado en mayo del 2012 con 131 estudiantes valientes de la Universidad Iberoamericana.

Por otro lado, me parece fundamental destacar el papel que hoy en día juegan las redes sociales, como Facebook y Twitter, donde se transmite información en tiempo real entre conocidos y amigos, entre los cuales sobresalen denuncias y expresiones que encuentran identificación o apoyo de gran cantidad de personas, que incluso llegan a tener un efecto multiplicador para convocar a movimientos sociales para cambiar un país, como ocurrió en Egipto. Se trata de un espacio virtual que no esta regulado por el gobierno ni controlado por los magnates de los medios de comunicación, es un “espacio virtual de libertad” como algunos le llaman. Donde se han potenciado los vínculos entre las personas, y han creado movimientos sin dirigentes visibles, que logran en muchos casos trascender la barrera virtual para permear al resto de los habitantes de una comunidad que carecen de acceso a las redes.

¿Tienes algo que decir? Seguir adelante y dejar un comentario!