Una medida desesperada

Chaleco

La llamada “Ley Chaleco” aprobada por los diputados del PRI y el PANAL obligaría a todos los motociclistas que circulan por el Estado a portar una prenda rotulada con el número de las placas. No obstante, se trata de una enmienda legal a todas luces impopular, que de imponerse a toda costa a los ciudadanos tendrá un costo político-electoral para el gobierno en turno, emanado del Revolucionario Institucional. Pues a una semana de que fue aprobada esta reforma, y dado el fuerte rechazo popular que ha generado entre la población, ya se analiza dar marcha atrás a la medida. Luego de nutridas marchas y manifestaciones de diversos sectores y organizaciones de motociclistas, el Gobierno del Estado dice que buscará conciliar intereses, por lo que el ejecutivo estatal podría vetar la modificación y regresarla al congreso con observaciones. Los diputados del PRI, a su vez, dicen estar en la mejor disposición de corregir “lo que se tenga que corregir”.

No obstante, es evidente que estamos ante una medida desesperada del gobierno por la falta de resultados en materia de seguridad pública. Pues contrario al discurso oficial, los robos a casa habitación, vehículos y violencia en general van en aumento en nuestro estado, así como el consumo de drogas entre los jóvenes que se convierte en un factor detonante. Esto implica que la estrategia gubernamental no ha funcionado, y que algunos de los programas del Gobierno Federal, como el de la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia, no da los resultados esperados; esto a pesar de las inversiones millonarias en este rubro que superan los 5 mil millones de pesos a nivel nacional y más de 80 millones en el Estado, en los últimos dos años. Tan solo en el municipio de Colima se han invertido “para prevenir el delito” más de 44 millones 365 mil pesos en este periodo y la capital sigue teniendo problemas severos en robos a casa habitación, robos de vehículos y robos a comercios, e incluso presenta los mayores índices de narcomenudeo en el Estado.

Asimismo, algunas fuentes aseguran que el objetivo del gobierno no es reducir los índices de criminalidad, pues en los lugares en que se ha implementado esta estrategia no ha dado resultado, y la verdadera pretensión de esta “Ley Chaleco” es recaudar más de 20 millones de pesos a través de la venta de unos engomados especiales con un costo de 600 pesos para cada motociclista, y según información de la Dirección de Transportes se tienen registradas un total de 33 mil motocicletas en el Estado. Lo que genera sospechas por la forma en que se pretende engañar a los ciudadanos para recaudar fondos a prácticamente un año de las elecciones para gobernador, diputados y alcaldes. Así que hay muchos factores de presión que impedirán la aplicación de esta medida, pues además de su impopularidad, pesan sobre ella la falta de resultados en materia de seguridad pública y la sospecha de que se trata de una estrategia recaudatoria del gobierno con fines electorales.

Ahora bien, después de las fallidas estrategias para reducir la inseguridad: tales como la prohibición del polarizado en los vehículos y este intento de imponer chalecos matriculados, ¿Qué sigue? ¿Qué otras ocurrencias tendrán que soportar los ciudadanos bajo el argumento de mejorar la seguridad? ¿Qué nueva medida se planea ejecutar contra la ciudadanía? ¿Cuándo asumirá el gobierno estatal su responsabilidad en el combate a la delincuencia? Los colimenses exigimos mayor tranquilidad para nuestras familias, es tiempo de una verdadera estrategia y resultados concretos en esta materia.

#CaminandoColima

A casi un año de haber iniciado el programa “Caminando Colima”, ya hemos recorrido 39 Colonias y 3 localidades de nuestro municipio. La más reciente visita fue a los vecinos del Barrio La Atrevida en el Centro. Muchos de ellos nos solicitaron más vigilancia de la policía, la colocación de algunos topes, revisar el problema de estacionamiento en la calle V. Carranza a la altura de la calle Los Regalado, y la entrega de una beca de primaria por parte del gobierno municipal. Daremos seguimiento a estos temas a través del Ayuntamiento hasta lograr una respuesta positiva. Los invito a ponerse en contacto conmigo a través de Facebook o Twitter, a través de las cuentas: José Cárdenas y @PepeCardenas6, respectivamente, o en mi blog: www.deficcionesyrealidades.com.mx

¿Tienes algo que decir? Seguir adelante y dejar un comentario!