Ago 17, 2016 - Columnas de Opinion    2 Comentarios

Un México sin medallas

mexico_sin_medalla

Los juegos olímpicos representan uno de los acontecimientos más importantes del año, no solo para el mundo deportivo sino para una gran parte de la población en general. La competencia en una gran variedad de deportes es un espectáculo mundial en el que se premian y reconocen los mejores atletas en cada una de sus disciplinas, y es también un momento de conexión entre las diferentes culturas alrededor del mundo que se reúnen para premiar a los mejores. Cada medalla de oro, plata o bronce representa la maestría que solo unos cuantos pueden alcanzar mediante el entrenamiento duro, la concentración y disciplina personal. En cuyo caso, también juega un papel importante el apoyo que recibe cada uno de ellos del gobierno de su país.

Desafortunadamente la delegación mexicana hasta ahora no ha logrado ninguna medalla, a pesar de contar con deportistas muy competitivos en varias disciplinas. Salvo el caso del boxeo con Misael Rodríguez que ya aseguró una medalla para nuestro país al llegar a las semifinales. Sin embargo, parece que estos juegos olímpicos han demostrado el mal momento que atraviesa el deporte mexicano. En fútbol ni siquiera se logró superar la fase de grupos, cuando en Londres 2012 se obtuvo la medalla de oro. El deporte de los clavados, a pesar de que es la disciplina que históricamente ha dado el mayor número de medallas México, hasta ahora no ha aportado ninguna.

La explicación que algunos han dado es que hace falta más apoyo a los atletas. Algunos casos confirman esta hipótesis, como el de Brendi Roque en halterofilia que tuvo que participar con un uniforme parchado porque, como él mismo aclaro, los organismos del deporte en México nunca le dieron el apoyo para participar. Las quejas de Aída Román, de tiro con arco, que reprochó al director de  la Conade (Comisión Nacional del Deporte) haber llevado a su novia en lugar de llevar médicos para los deportistas. También Misael Rodríguez que está en semifinales de boxeo, pues asegura que tuvo que “botear” por las calles en busca de financiamiento en su camino a los juegos olímpicos, ante la falta de apoyo de las autoridades del deporte mexicano.

Tal vez, la pregunta que debemos hacernos es porque dirige la Conade, Alfredo Castillo, un político que ha hecho su carrera en el ámbito de la procuración de justicia, sin experiencia en el deporte en México; y como se han gastado los más de 2 mil 700 millones de pesos que tiene de presupuesto dicho organismo. Y de paso aclarar porque se han incorporado en puestos clave y de mando a amigos del actual director, muchos de los cuales viajaron a Rio de Janeiro sin tener una función oficial clara. Esto explica porque México no ha logrado medallas, y la única que hasta ahora se ha asegurado en el boxeo, no se la puede colgar la Conade ni el gobierno mexicano, sino Misael Rodríguez que lo hizo sin mayor apoyo.

¡Que lamentable y vergonzoso para México! Pues así como los atletas, muchos mexicanos sufren por falta de apoyo, mientras que los funcionarios públicos se complacen otorgándose premios y viajes para ellos y sus amigos. Por eso, el actual gobierno no merece festejar ninguna medalla.

2 Comentarios

  • Es triste la situación para nuestros atletas que con tanto empeño y anhelo se preparan, pero también es verdad que transmitimos al mundo mucha incertidumbre con estos resultados. Y los mexicanos relacionamos estos temas con la alta corrupción que vive el país hoy en día. Las injusticias en nuestro México cada vez se incrementan, que nos depara el futuro, hacia dónde vas México, cuál es nuestra meta como país, que nos falta…

    Excelente reflexión sobre nuestras medallas y nuestra realidad…

    • Muchas gracias por tu comentario compadre!!

      Y muy cierto, el pueblo observa todo esto como un signo más de la corrupción que existe en nuestro país y que parece no tener fin. Ante la pregunta: ¿que nos depara el futuro?… Más corrupción o algún día las cosas cambiaran?

¿Tienes algo que decir? Seguir adelante y dejar un comentario!