Transparencia municipal

Hace unos días la Comisión Estatal para el Acceso a la Información Pública (CAIPEC) entregó al Ayuntamiento de Villa de Álvarez, que encabeza Kike Rojas, una constancia por cumplir al 100 por ciento con sus obligaciones en materia de transparencia en su página web; y mencionó, además, que se trata del primer municipio del Estado en cumplir cabalmente con esta responsabilidad. Y efectivamente se trata de una obligación establecida en el artículo 10 de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública que impone a las entidades públicas, entre las que se incluyen los Ayuntamientos, el deber de poner a disposición del público en forma permanente la información de interés general. Es decir, información relacionada con su estructura orgánica, las atribuciones de las diversas unidades administrativas, su reglamentación vigente, los sueldos de los funcionarios públicos, el monto y el uso de los recursos públicos, entre otros temas.

Cabe destacar que es una obligación permanente de los Ayuntamientos tener esta información abierta a todos los ciudadanos y actualizarla constantemente. Sin embargo, si revisamos lo que ocurre con el resto de los municipios del Estado nos daremos cuenta que, para empezar, algunos ni página de internet tienen, como el caso de Coquimatlán y Minatitlán. Otros más, tienen la información incompleta o desactualizada. El caso paradójico es el de Armería que estableció en su Plan Municipal de Desarrollo como meta de gobierno implementar un Programa de Transparencia Municipal que cumpla con los criterios y lineamientos de la CAIPEC “a más tardar al final del primer semestre del año 2013”. Lo que resulta muy preocupante, pues si no se cumple con la ley para tener la información en el portal de Internet, mucho menos se va a dar respuesta a las solicitudes de información que presenten los ciudadanos. Que valga decir, incluso, el sistema de solicitudes de información a través de la web (infomex) en algunos municipios ni lo conocen, o argumentan que dicho sistema electrónico fue cancelado debido a que nadie solicitaba información por ese medio. Así que muchas solicitudes formuladas por este conducto, actualmente deben estar en el limbo.

  A pesar de lo anterior, y reconociendo la dificultad que implica recabar alguna de esta información, déjeme compartir con usted algunos de los datos que hemos logrado obtener. Con la pertinente aclaración que se trata de información incompleta en virtud de que algunos municipios se han negado a proporcionarla o lo han hecho de forma ambigua. En cuanto a dietas mensuales de los servidores públicos, el Presidente Municipal mejor pagado del Estado es el del municipio de Colima con un sueldo de 83 mil 744 pesos, seguido del de Villa de Álvarez con 81 mil 958 pesos y el de Minatitlan con 52 mil 702 pesos. Mientras que el Síndico mejor remunerado del Estado es el del municipio de Villa de Álvarez con 46 mil 732 pesos, seguido del de Colima con 46 mil 249 y el de Tecoman con 44 mil 324 pesos. Los regidores que mejor ganan son los de Villa de Álvarez que perciben 43 mil 483 pesos, seguidos de los de Tecoman con 40 mil 944 pesos y los de Colima con 39 mil 090 pesos. Aunque es importante precisar que existen otras percepciones adicionales de los munícipes que no se hacen públicas y que tienen que ver con pago de teléfono, gasolina y/o gastos de representación, entre otros. En relación con este mismo punto, los municipios que informaron sobre ajustes para 2013 a las remuneraciones de los miembros del Cabildo y demás funcionarios municipales son Cuauhtémoc e Ixtlahuacán, que aseguran haber reducido sus percepciones en un 34 y 53 por ciento, respectivamente. Y el resto de los municipios asegura mantenerse en el mismo nivel de percepciones del año pasado, salvo el caso de Comala que se incrementó las percepciones en un 6.7 por ciento respeto del 2012.

Así que, como lo asegura el senador Javier Corral “No hay democracia real, sin transparencia; ésta se consigue en el efectivo acceso a la información pública. Sobre este principio se erige el sistema de rendición de cuentas y con él se combate la corrupción”. Y en el caso de la transparencia municipal aún quedan muchas interrogantes que responder, pero mientras no se cumpla con la ley, y los ciudadanos no exijan respuestas, la opacidad será la base de las malas decisiones y las crisis recurrentes.

¿Tienes algo que decir? Seguir adelante y dejar un comentario!