Todos contra el bullying

bullying

Nuestros diputados locales acaban de aprobar una ley contra el bullying. Esta nueva ley pretende evitar los actos de agresión y violencia entre jóvenes y niños que estudian en los diversos planteles de nuestro Estado. Usted recordará, amable lector, el caso desafortunado de un estudiante de Tamaulipas, que murió producto de la agresión de sus propios compañeros de escuela. El joven Héctor Alejandro Méndez Ramírez, estudiante de primer año de secundaria, falleció a causa de las lesiones que le provocaron sus compañeros que “jugaban” a un juego denominado “columpio” en el cual cuatro de ellos lo tomaban de sus extremidades, lo balanceaban y luego lo arrojaban al piso. Este hecho se ha convertido en referente a nivel nacional para encender los focos rojos en este tema, que involucra el funcionamiento de los planteles escolares y sus autoridades internas, así como a los padres de familia en la promoción de los valores de paz y convivencia, y las autoridades gubernamentales para dictar leyes que atiendan el problema.

Solo algunos Estados del país han aprobado leyes para atender este problema, pero no existe a nivel nacional una similar, aunque hay algunas iniciativas del PAN y PRD sobre el tema que podrían ser aprobadas próximamente. Pero la realidad es que, con leyes o sin ellas, el problema no se ha resuelto y en algunos casos se incrementa. Para muestra un botón, a pesar de que Tamaulipas es uno de estos Estados “responsables” que aprobaron una ley contra el bullying, de poco o nada les sirvió, pues ya son parte de las estadísticas negativas por la muerte de Héctor Alejandro. Y aunque si bien, se trata de una agresión permanente en la que participan, según los especialistas, cuatro o más personas ya sea como testigos o bien tomando parte en la agresión, también están involucrados los maestros y los padres de familia. Por lo tanto, estamos ante un problema que nos afecta e involucra a todos. Desde la forma en que se relacionan los estudiantes en la escuela, los incentivos que genera el sistema educativo para una sana convivencia o las sanciones que se aplican por actos de indisciplina en el aula y el plantel.

Así como la convivencia en la familia que muchas veces tolera este tipo de conductas, pues en el hogar también pueden presentarse casos similares entre los hermanos de la misma o similar edad, con abusos o agresiones injustificadas, o con un mero ánimo de diversión. Incluso entre los padres, y de estos contra los hijos. De ahí se trasladan estas prácticas a las escuelas ante la tolerancia de padres de familia y maestros. Por eso es fundamental el papel de los padres de familia en este fenómeno. Inclusive, algunas de las leyes aprobadas o de las iniciativas que están pendientes de aprobarse prevén la implementación de una materia, dentro del programa escolar, que eduque a los niños y jóvenes en los valores y el respeto a los demás, así como la sanción a padres de familia con multas hasta de 300 mil pesos. Esto nos lleva a reflexionar sobre el fracaso del pilar fundamental de nuestra sociedad: la familia.

Hasta donde hemos llegado si el gobierno debe establecer una materia que inculque valores y respecto a los demás, algo debe estar fallando en las familias mexicanas, y todavía peor que se tenga que multar a los malos padres de familia por criar hijos abusivos que agreden a los demás. Como sociedad deberíamos estar avergonzados de que aquello que corresponde a la familia no este fallando de forma garrafal. Porque los hijos solo son un reflejo de los padres, y en la escuela no se puede enseñar lo que no se aprende en casa. Al paso que vamos, los gobiernos serán responsables de casi todo lo que nos ocurre, mientras evadimos cualquier compromiso en nuestra propia familia. Por lo tanto, amable lector, todos d ebemos combatir el bullying desde la familia, presente o futura, solo así lograremos un cambio en la sociedad.

#CaminandoColima

Cada semana que visitamos una colonia con el programa Caminando Colima aprendemos cosas nuevas. Pues, cada encuentro o diálogo nos ayuda a entender cómo se sienten los ciudadanos con su gobierno y los rezagos que aún tenemos en el municipio. Esta vez visitamos la colonia La Guadalupe donde nos percatamos que hay muchos baches por las calles y fallas en el alumbrado público, inseguridad y un grupo de jóvenes que se drogan en el jardín. Además algunas deficiencias en la recolección de basura. Nos llevamos el compromiso de atender cada una de las peticiones de los vecinos. Mi agradecimiento a  todos ellos por su cálida recepción. Los invito a ponerse en contacto conmigo a través de Facebook: José Cárdenas y Twitter: @PepeCardenas6.

4 Comentarios

  • Hola, Jośe Cárdenas, primero, me ha gustado los temas que tratas en este sitio y te felicito por eso. Yo veo esto del bullying como un problema puramente social, donde nuestra sociedad es cada vez mas clasista, nos discriminamos a nosotros mismos, los niños ven en la televisión que comportarse de ese modo es aceptado y que muchos crecen con el ejemplo en sus familiares cercanos, en buscar a quien “chingar” para tener un beneficio. Son viva imagen de nuestro actual estatus social. Y todo esto lo acarreamos de nuestro actual estatus político, donde nos vemos inclinados a esas practicas, ya que en las familias carecemos de oportunidades de desarrollo que nos permitan tener mas tiempo con los hijos e inculcarles otros valores. Bien por la ley, pero como pretendes multar a alguien que apenas subsiste al día a día. En fin, hay mucho por hacer. Bueno, esta es mi opinión. Saludos….

    P.D.: No pasaste por mi colonia en el #CaminandoColima 🙂

    • Muchas gracias por compartirnos tu opinion JP,

      Efectivamente en el tema del bullying aun hay mucho por hacer, y debemos cada quien aportar nuestro granito de arena. En relación al programa #CaminandoColima esperamos proximamente visitar tu colonia, si aun no hemos ido, porque ya hemos visitado mas 35 colonias. De cualquier manera puedes hacernos llegar cualquier inquietud o peticion y con gusto la atenderemos.

      Saludos.

      • Hola, Saludos José Cárdenas, lo de #CaminandoColima lo comente ya que, por la colonia se repartieron volantes que anunciaban que visitarías la colonia, mas no me percate de la visita. Vivo en Rivera del Jazmín, es la colonia seguida a Francisco I Madero en Colima, col.

        Bueno, espero después se presente la oportunidad de que visites estos rumbos. Saludos…..

        • Ya estuvimos allí JP, quizá no te encontramos en tu casa porque muchas veces llegamos y no estan o tocamos y no salen, y tambien hay ocasiones en que nos oscurece y no alcanzamos a visitarlos a todos! Pero estoy a tus ordenes para cualquier reporte o gestión en el Ayuntamiento.

¿Tienes algo que decir? Seguir adelante y dejar un comentario!