Resultados del refrendo del PAN

Este lunes 7 de enero Gustavo Madero Muñoz, Presidente Nacional del PAN, dio a conocer oficialmente los resultados del primer corte del proceso de refrendo de la militancia de Acción Nacional, donde un 60 por ciento de miembros activos y un 20 por ciento de miembros adherentes cumplieron con el requisito de refrendar su adhesión a dicho partido. Es decir, se refrendaron un total de 204 mil 836 activos y 162 mil 992 adherentes, que juntos suman un total de 367 mil 828 miembros. En el caso de Colima, la información publicada en la página del Registro Nacional de Miembros de este partido, con corte al 8 de enero de este año, registra un total de 1,380 activos y 755 adherentes. Sin embargo, mediante un comunicado oficial el Comité Directivo Estatal aclara que estas cifras publicadas en internet no son definitivas, debido a que fue rebasada la capacidad del Comité Ejecutivo Nacional y aún no se concluye la captura del total de los nombres de militantes que cumplieron en tiempo y forma con el trámite, de manera que será hasta el 17 de enero cuando se den a conocer las cifras finales de este proceso. Así que antes de anunciar apocalipsis partidistas, es importante destacar que aun cuando todavía no concluye el proceso, el avance registrado a la fecha comparado con los cerca de 500 mil militantes que participaron en el proceso de selección de la candidata a Presidente de la República  el balance es favorable para el PAN. Y considerando además, un hecho que han pasado por alto, deliberadamente o no, la mayoría de los analistas: el PAN es el único partido que transparenta su padrón de miembros y lo publica en Internet para el conocimiento de todos los ciudadanos. Pues se trata de un partido que promueve la afiliación de ciudadanos de manera libre e individual, por lo que rechaza el corporativismo o cualquier otro tipo de afiliación masiva. Caso contrario a otros partidos como el Revolucionario Institucional (PRI) que públicamente se ha negado a abrir su padrón de militantes, que en su mayoría está conformado por corporaciones sindicales, centrales obreras y campesinas.

            Pero más allá de las cifras definitivas que se den a conocer próximamente, la pregunta medular para el panismo sigue siendo el papel que jugará ese instituto político en los nuevos retos de México. Sería un error estancarse en la discusión de si debieron o no reafiliarse personajes como Vicente Fox, Martha Sahagún, Francisco Ramírez Acuña, entre otros destacados políticos que gobernaron con las siglas del Partido Acción Nacional. Sería como dar crédito al clásico dicho: “yo ya cumplí con sacar al PRI de los Pinos”, cuando este partido no fue creado para resolver una coyuntura histórica y política, aunque se trate de un acontecimiento de esta magnitud -traer la democracia a México después de 70 años de cacicazgo- sino con una labor permanente de crear ciudadanía. De allí la necesidad de un proceso de renovación que redefina la lucha histórica por las instituciones democráticas y el bien común de los mexicanos. Me parece que el PAN está inmerso en este proceso de redefiniciones y dado que es una institución con una sólida tradición histórica que no se agota en liderazgos o coyunturas, constituye actualmente un factor fundamental para el progreso de nuestro país.

Rescate Financiero de Estado y Municipios

Un rotundo no, fue la respuesta del Secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray, a las peticiones de rescate financiero de los Estados y Municipios endeudados del país. Pues el objetivo del gobierno federal es crear una ley que ponga orden en la finanzas de los Estados para evitar los sobreendeudamientos y el mal ejercicio de los recursos públicos. Aunque parece que el Secretario de Administración y Finanzas del Gobierno del Estado, Jesús Orozco Alfaro, no lo entendió así, pues dice que es muy diferente “rescatar” que “generar apoyos o respaldos”, o sea que aunque se trate de la misma cosa dicho con otras palabras no es lo mismo, o sea que “no es lo mismo, pero es igual”. Porque el dinero de alguna parte se tiene que sacar, y la propuesta “irresponsable” de los diputados del PRI fue que se les perdonara la deuda a los estados y municipios sobreendeudados mediante la creación de un fondo contingente por parte del ejecutivo. Cuando esta medida no resuelve el problema, pues la quiebra de los gobiernos locales es producto de una mala administración. Por lo tanto, en lugar de pedir ajustes en los programas de gobierno o esquemas del gasto y una auditoria para identificar posibles malos manejos y los responsables de la situación, piden que la Federación los rescate. Lo que provocaría mayor desorden porque al final de cuentas la federación está allí para rescatarlos.

            La reciente detención del síndico de Tapachula, Chiapas y de siete exalcaldes de la misma entidad por peculado y ejercicio indebido del servicio público, tras la auditoria del Órgano de Fiscalización Superior del Congreso del Estado es un ejemplo de que los responsables no pueden quedar impunes. A los involucrados se les acusa por retenciones y descuentos no efectuados, no enterados o enterados incorrectamente, así como faltantes en la documentación y erogaciones no justificadas. En Colima, en lugar de pedir rescate financiero del Estado y  los municipios primero se debería deslindar responsabilidades por la crisis, ¿o acaso se protege a alguien?

¡Feliz año Nuevo!

El año inicia con un buen chiste: Según su dirigente estatal, Francisco Anzar Herrera, el PRI se opone a los gasolinazos de Peña Nieto.

¿Tienes algo que decir? Seguir adelante y dejar un comentario!