Reformas y más reformas

CNTE BLOQUEA  EMBAJADAS

“El 2013 será el año de la reformas”, dijo Enrique Peña Nieto. Y en el fondo de esa afirmación subyace la idea de que mediante estas reformas legales -llamadas “estructurales”- se logrará la transformación de nuestro país. Es decir, no se trata de una mera actualización, sino de una transformación de gran calado que ponga a nuestro país a la vanguardia y en el camino del desarrollo sostenido, la transformación del país que los mexicanos tanto hemos anhelado desde siempre. Esa es la expectativa que se auto-impuso el actual gobierno federal en este sueño legislativo de cambiar a México, cambiando la ley. Primero fue la reforma en materia de telecomunicaciones, después la reforma educativa, ahora la reforma hacendaria y posteriormente la reforma energética. No obstante, dada su aparente importancia ¿Sabe usted, amable lector, en qué consisten todas y cada una de estas reformas y cuál será el impacto específico para usted o su familia?

Y es que más allá de lo que se dice en la televisión, la radio o la prensa escrita, para la mayoría de los mexicanos la discusión de las reformas y cambios a la legislación permanecen inaccesibles en sus aspectos concretos. La propaganda del gobierno federal se concreta a repetir frases trilladas y generalizar de manera conveniente los aspectos “positivos” de las reformas o en el peor de los casos recurre al argumento de la amenaza, o la falsa promesa. Es decir, que de no aprobarse tal o cual reforma México sufrirá graves consecuencias, o bien, que una eventual aprobación tendría beneficios concretos para la gente, como la reducción del pago en los recibos de la luz y el gas, o la pensión universal 65 y más, por ejemplo. Y aunque también existe otro sector de la población que fomenta el debate mediante spots de televisión de 20 segundos o promocionales cortos, se abordan los temas con poco detalle y profundidad, o se difunde una versión “religiosa” de los mismos, es decir, cargada de ideología partidista que nos impide asumirla como una opinión centrada y objetiva.

Es verdad que cualquier ciudadano interesado en las iniciativas de ley puede acceder a Internet y consultar directamente los documentos, pues hoy como nunca en la historia tenemos acceso a toda esa información a través de la web. No obstante, dígame usted cuantos mexicanos están familiarizados con el lenguaje técnico jurídico con que se redacta la ley, o cuantos tendrán la paciencia de leer documentos que exceden el promedio de páginas que comúnmente leemos en dos o tres años, según la última Encuesta Nacional de Lectura en México. Y, hay que decirlo, también existe el Canal del Congreso que se transmite en algunos sistemas de Cable y a través de Internet, no obstante aún es limitado su alcance a la mayoría de la población. Por eso, es imperativo que los medios de comunicación, tanto electrónicos como impresos, cumplan la misión de informar a la población adecuadamente, y no es un pretexto el carácter técnico de muchos temas, ya que precisamente ese es el papel que los medios de comunicación masiva deben cumplir a favor de la sociedad, traducir lo complejo en sencillo de forma veraz.

Mientras tanto, hagamos un esfuerzo por informarnos adecuadamente de las reformas “estructurales” que actualmente discuten y aprueban nuestros representantes populares, porque de lo contrario corremos el riesgo de pasar desapercibidos ante los grandes cambios que –conforme a la promesa presidencial- transformarán nuestro país. Y lo peor de todo, ignoraremos aquellos posibles perjuicios que nos afectaran en el futuro inmediato, como posiblemente más impuesto o incrementos en algunos productos o servicios que consumimos regularmente. Por eso, un ciudadano bien informado, es un ciudadano más valioso y útil para la sociedad. ¿Usted que tanto se ha informado?

Caminando Colima

En otro miércoles más de Caminado Colima recorrimos la colonia Guadalajarita, y los vecinos nos comentaron el problema de los borrachos en el jardín, de focos de infección en casas y lotes baldíos, asimismo constatamos las deficiencias del empedrado en las calles, entre otros temas a los que daremos seguimiento en el Ayuntamiento… seguimos con entusiasmo Caminando Colima y atendiendo las peticiones de los colimenses.

¿Tienes algo que decir? Seguir adelante y dejar un comentario!