Reforma Laboral y Sindicatos


El PRI acaba de presentar su propuesta de reforma laboral, en la que asegura que se respeta la vida sindical. ¿Pero cual es la propuesta del PRI en relación a los sindicatos? Permítame amable lector compartir el análisis de esta propuesta y compararla con la que formuló el PAN hace un año.

La iniciativa del PRI, pretende la reforma del artículo 373 de la Ley Federal del Trabajo. Es decir, propone agregar una frase al artículo, para quedar de la siguiente manera: “la directiva de los sindicatos, ‘en los términos que establezcan sus estatutos’, deberá rendir a la asamblea cada seis meses, por lo menos, cuenta completa y detallada de la administración del patrimonio sindical. Esta obligación no es dispensable”. Es decir, deja en libertad a los sindicatos para que determinen en sus estatutos la forma en que deberán rendir el informe semestral de la administración de su patrimonio.

Mientras que la propuesta del PAN plantea reformas en tres rubros: 1) Transparencia sindical, se propone la adición de los artículos 365 bis, 391 bis, 424 bis y reformar el artículo 373 de la Ley Federal del Trabajo, es decir, la propuesta establece la obligación de las autoridades de dar publicidad en Internet a la información relacionada con los registros de las organizaciones sindicales, y de los contratos colectivos y reglamentos interiores de trabajo, a fin de que los trabajadores conozcan sus derechos y estén en posibilidad de tomar mejores decisiones; y establece además la obligación de las dirigencias sindicales de difundir efectivamente la información relevante sobre la administración del patrimonio sindical entre sus agremiados, para que estos conozcan el destino de sus cuotas; 2) Cuotas sindicales, se propone derogar la fracción VI del articulo 110 de la Ley, estos es, eliminar el descuento obligatorio de las cuotas sindicales por nómina, en respeto del derecho a la libertad de disposición del salario del trabajador; 3) Cláusula de exclusión, se propone derogar el artículo 395 de la Ley, que implica suprimir la cláusula de exclusión por separación, para evitar que los trabajadores sean despedidos por el hecho de renunciar a su sindicato o ser expulsados del mismo.

Esto significa que el PAN quiere ir a fondo y trasformar algunas practicas que considera indeseables en los sindicatos. Mientras que para el PRI no hay nada que cambiar, su reforma prácticamente se traduce en dejar las cosas tal y como están hoy. Pero si usted amable lector desea valorar la pertinencia de los cambios, vea usted lo que se dice en los medios de comunicación sobre los sindicatos: “Sindicatos, corruptos y con líderes dictadores: Arquidiócesis” (Milenio); “Los sindicatos en México son sinónimo de corrupción, pues se han convertido en negocio privado, manejado por líderes vitalicios enriquecidos obscenamente que se mantienen en el poder gracias a sus alianzas políticas” (El Informador); “Sindicatos corruptos e ineficientes… Las estructuras sindicales mexicanas, en su abrumadora mayoría, son antidemocráticas y poco transparentes. Hay toda una fauna de líderes sindicales corruptos y mafiosos, que viven parasitariamente, a costa de sus agremiados” (Univisión); No hay líderes obreros pobres en México, la mayoría son millonarios o multimillonarios, a diferencia de los verdaderos obreros que con el sudor de su frente se ganan el pan de cada día… destacan dos en particular: Carlos Romero Deschamps, secretario general del sindicato petrolero, y Leonardo Rodríguez Alcaine, ex líder de la CTM. Ambos lograron amasar inmensas fortunas al amparo del poder sindical (Ramales Osorio, M.C.); El SNTE, de lo más corrupto del sindicalismo mexicano; el SNTE tiene un millón y medio de afiliados, dicen que es el sindicato más grande de América Latina, pero la educación en México, según informes internacionales, es de las peores del mundo en calidad y baja matricula escolar. (Rebelión). Lideres sindicales, la dictadura perfecta (El Semanario).

¿Tienes algo que decir? Seguir adelante y dejar un comentario!