¿Por qué renunció Locho al PAN?

LOCHO

Hay dos razones por las que Leoncio Morán Sánchez renunció al Partido Acción Nacional. La primera es la que expone en un video que fue publicado a través de la red social “Facebook”, el pasado domingo 1° de noviembre, -al cual, hasta este día, lo han sido visto más de 6 mil 300 veces, tiene más de mil 200 “me gusta” y 260 comentarios-. En dicho video Locho dice que tomó la decisión de renunciar al PAN porque este partido ha dejado de ser el espacio para luchar por un cambio verdadero en el gobierno, porque el grupo dirigente ha subordinado el bien común al interés personal o de grupos, y han desatado una lucha de ambiciones por los puestos públicos, que son vistos como botín, en la que impera la opacidad, la afiliación masiva y el clientelismo.

La segunda razón es que tiene aspiraciones para ser gobernador del Estado, para ello ha recibido el respaldo de un grupo de ciudadanos y de algunos partidos políticos para crear una gran coalición opositora que logre derrotar al PRI en las elecciones de 2015. Parecen especialmente interesados en su postulación los partidos Movimiento Ciudadano y el PRD, que pretenden orillar al PAN a respaldar esta candidatura en una gran alianza, o bien, a resignarse a perder una importante cantidad de votos con la salida de Leoncio Morán y con esto quedarse una vez más en el ya merito. El suceso de su renuncia al PAN implica la necesidad de estos grupos de abanderar una candidatura ciudadana que aglutine al mayor número de seguidores de los diferentes partidos e ideologías para lograr la alternancia en el gobierno.

Cada una de estas razones merece un análisis más a detalle. Por un lado, es evidente que la actual dirigencia estatal del PAN, desde el principio, negó a Leoncio Morán una eventual postulación como candidato a gobernador del Estado. El dirigente estatal, producto de la supuesta “candidatura de unidad”, apenas llegó a tomar las riendas del partido dijo que el PAN solo tenía dos candidatos a la gubernatura: Jorge Luis Preciado y Virgilio Mendoza, lo que ya evidenciaba la protección de intereses de los grupos que lo colocaron ahí. Y las cosas fueron de mal en peor, al paso de los días se fueron revelando cada uno de los acuerdos de grupos para repartirse todas y cada una de las candidaturas sin importar si los aspirantes eran o no rentables y si se lograba o no ganar las elecciones.

A la par de estos acuerdos, se ha revelado el interés de proteger y perpetuar dirigencias municipales, como la del municipio de Colima que a la fecha no ha sido renovada pese a la resolución, en ese sentido, emitida por el Tribunal Electoral del Estado. A esto se suman una serie de arbitrariedades de los órganos partidistas para imponer decisiones totalmente ilegales, como la del líder juvenil estatal que no cumple los requisitos estatutarios para ocupar el cargo, o el bloqueo de más de 200 afiliaciones de ciudadanos que cumplieron en tiempo y forma su solicitud antes las instancias partidistas. Prueba de ello son los casi 100 juicios para la defensa ciudadana electoral que se han promovido, en los últimos meses, ante el Tribunal Electoral del Estado contra la dirigencia municipal y la estatal del partido por dichas arbitrariedades.

Por otro lado, si Acción Nacional le cerró los espacios a Leoncio Morán al interior del partido para participar en la competencia por las candidaturas, y este se vio impulsado y reconocido tanto por los ciudadanos como por otras fuerzas políticas, el resultado inevitable fue su renuncia a este instituto político. Por lo tanto, lo mismo podría ocurrir con otros liderazgos importantes que han sido marginados por las dirigencias y que tienen potencial para competir de manera exitosa en las próximas elecciones. Así que el actual dirigente estatal, Jesús Fuentes Martínez, debería reflexionar estos acontecimientos porque hasta ahora ha fracasado rotundamente en la unidad del PAN.

La salida de Leoncio Morán es un fracaso, así como lo es cada agravio a los panistas de Colima al negarse la renovación de la dirigencia municipal, al imponer a los jóvenes un líder ilegitimo, al negar la afiliación a más de 200 ciudadanos que siempre han participado en el partido pero que nunca se les ha hecho justicia. Con todo esto, amable lector, la pregunta es si ¿La dirigencia estatal seguirá este camino de arbitrariedades y fracasos o rectificará el camino? ||Los invito a ponerse en contacto conmigo a través de Facebook: José Cárdenas, Twitter: @PepeCardenas6 o por medio de mi blog:  www.deficcionesyrealidades.com.mx

¿Tienes algo que decir? Seguir adelante y dejar un comentario!