Plotino vs. Swedenborg / Las dudas que deja Jova

 

Plotino vs. Swedenborg

Según el libro “La vida de Plotino”, escrito por Porfirio, el filósofo antiguo elogiaba a uno de sus amigos, el senador Rogatianus, presentándolo como modelo de aquellos que aspiraban a una vida filosófica, pues este había “llegado a tal desapego de las ambiciones políticas que dejó todas sus propiedades, despidió a todos sus esclavos, renunció a toda dignidad… Incluso abandonó su casa, pasando su tiempo aquí y allá en casa de sus amigos y conocidos, durmiendo y comiendo con ellos y haciendo una sola comida cada dos días”. De manera que Plotino recomendaba una vida de pobreza y renuncia al mundo, prefiriendo la contemplación y la meditación a la vida activa en la tierra. Los modelos de esta vida al estilo agustiniano eran, por tanto, los ascetas, los renunciantes del mundo cristiano y los monjes medievales.

            Sin embargo, el autor del libro “Del cielo y el infierno”, el sueco Emanuel Swedenborg, aseguraba que solo la gente ignorante prefiere una existencia caracterizada por “despreciar los asuntos mundanos, especialmente los referidos al dinero y el prestigio, para vivir en constante meditación devota de Dios, la salvación y la vida eterna, y dedicar la vida entera a la oración y la lectura de la… [Biblia]”. Él nos dice que “si queremos aceptar la vida del cielo, debemos por todos los medios vivir en el mundo y participar en sus deberes y asuntos”. Este pensador considera que la riqueza no nos obstaculiza el camino de la autenticidad espiritual, es decir, “es completamente correcto adquirir riquezas y acumular bienes mientras no se haga mediante fraude o estratagemas malvadas. Es correcto comer y beber con elegancia, siempre que no pongamos en ello nuestra vida. Es correcto vivir en una casa tan grata como corresponda a la propia condición, charlar con otros, frecuentar lugares de diversión o hablar sobre asuntos mundanos…”. En fin, Swedenborg no invita a vender las propiedades y llevar una vida diferente. Pues la vida en el mundo es tan valiosa y pura como la del retiro de los monjes, y “más que renunciar al mundo deberíamos darle forma y disfrutarlo”.

            Este nuevo planteamiento contradijo la creencia tradicional. Y aunque en esa época la economía global y la especulación financiera no eran como ahora, Swedenborg no puede ser considerado un apologista del mal. Porque en su libro más conocido “Del Cielo y del Infierno” asegura que la esencia de Dios y del cielo es el amor, y la naturaleza divina es el bien intrínseco del amor, de manera que en el cielo amar a Dios no es amarle por la imagen que proyecta sino amar el bien que procede de él, amar esta verdad es quererla y llevarla a la práctica. Pero considera que el camino al cielo no es la renuncia al mundo, el camino no es el sufrimiento auto infringido como forma de purificación. Esa limitación extrema y absurda de los placeres del mundo. Más bien, explica que Dios quiere que seamos parte de este mundo y sus placeres, que seamos ricos y exitosos, pero solo a través de métodos justos y honestos. De manera que el verdadero mal no está en su forma externa sino en el interior de cada hombre.


Las dudas que deja Jova

Después de la tragedia del huracán Jova, han pasado muchas cosas. Además del sufrimiento de las familias afectadas se han desencadenado una serie de acontecimientos en la vida pública que merecen nuestra reflexión y que intentaré formular mediante algunas interrogantes. La pregunta central deber ser: ¿Qué políticos han lucrado con la tragedia? Para responder, bastaría revisar la cantidad de propaganda pagada en los medios de comunicación estatales, es decir, radio, televisión y los periódicos para darse cuenta quien no estaba dispuesto a dejar pasar la oportunidad para lucrar políticamente con el dolor de los afectados. Porque una cosa es informar a la población sobre medidas de protección civil, o sobre las reglas para la entrega de los apoyos o subsidios gubernamentales, a difundir un mensaje de manera masiva y reiterada, solo para decir que el gobernador está cercano y preocupado por los afectados. Revise usted, y hágalo a conciencia, se dará cuenta que ninguna dependencia federal ha comprado propaganda para hacerse publicidad. La tan acusada delegada de Sedesol, no invirtió un solo peso en promocionales en medios de comunicación. Es evidente en cambio la abundante propaganda mediática del gobierno del estado, así que si alguien ha lucrado con la tragedia ha sido precisamente el gobernador, Mario Anguiano y su partido.

            ¿Por qué Tecoman y Armería son acusados de “insensibles” por no poder aportar al fondo tripartita los dos mil quinientos pesos para cada afectado? ¿Será casualidad que se trata precisamente de dos municipios que gobierna el Partido Acción Nacional; uno de ellos, Tecoman, que prácticamente está en quiebra financiera y que incrementó su deuda por la irresponsabilidad del ex edil priísta Juan Carlos Pinto que casi la duplicó en un trienio. Municipios en los que el actual mandatario perdió la elección a gobernador y que solo ha regresado en el caso de Tecoman, en dos ocasiones? ¿Qué pasaría si fueran municipios gobernados por el PRI, o si el gobernador no hubiera perdido las elecciones en esos municipios en el 2009?

            ¿Por qué se ha iniciado una campaña de desprestigio y linchamiento mediático en contra de la delegada de Sedesol, Esmeralda Cárdenas? ¿Acaso porque es mujer? ¿Acaso porque es una de las aspirantes mejor posicionadas para las próximas elecciones? ¿Por qué curiosamente todo esto coincide con un anuncio reciente del Comité Ejecutivo Nacional del PAN que definió su método para elegir candidatos al Senado de la Republica, entre los cuales Esmeralda es una fuerte aspirante? ¿Acaso se pusieron nerviosos algunos de sus posibles contrincantes, como el alcalde manzanillense Nabor Ochoa? ¿No le parecen muchas coincidencias? Se habrá usted percatado de las acusaciones injuriosas y desproporcionadas de algunos medios contra la delegada de Sedesol. Es tan grotesco el espectáculo armado que no resiste el más mínimo análisis serio. Se asegura que la delegada “habría alentando a los funcionarios y legisladores panistas para presionar al gobernador Mario Anguiano”, y entre dichos funcionarios se encuentran los diputados Milton de Alva, Patricia Lugo, Alfredo Díaz Blake y el senador Jesús Dueñas, pero casualmente dichos personajes, como es de conocimiento público, no pertenecen al mismo grupo interno del PAN que la delegada de Sedesol ¿Sobre qué bases se puede suponer entonces, que ella los lidera en la protesta, es decir, como pueden orquestar una maniobra de este tipo quienes mantienen serias diferencias internas? Se atribuye a la delegada incluso, que ella invitó al Secretario del Ayuntamiento Tecomense, quien supuestamente grito consignas contra el gobernador. ¿Por qué habría de necesitar este funcionario público una invitación de la delegada para presentarse en un evento abierto al público, al que puede asistir cualquier ciudadano?

¿Tienes algo que decir? Seguir adelante y dejar un comentario!