Me late no pagar tenencia

image

Como usted recordará amable lector, en enero de 2012, el entonces Secretario de Administración y Finanzas del Gobierno del Estado de Colima, Jesús Orozco Alfaro dijo que “durante el tiempo que resta de la administración de Mario Anguiano, no se cobrará el impuesto a la tenencia vehicular”. Y dado que en julio de ese año se llevarían a cabo las elecciones federales y estatales se le cuestionó si no se trataba de una medida electorera del gobierno, lo cual descartó al asegurar que el subsidio del 100 por ciento a la tenencia para todos los contribuyentes era un esfuerzo del Gobierno del Estado para favorecer a la población. No obstante, ahora, el Gobernador dice que para el siguiente año se analiza mantener el impuesto porque los ingresos por este concepto permiten al gobierno estabilizar las finanzas, mientras que el diputado Martín Flores Castañeda, coordinador de la fracción del PRI en el Congreso del Estado, adelantó que no es seguro que para el próximo año (2014) la tenencia sea subsidiada.

Para refrescar un poco la memoria lo invito a revisar los siguientes link que refieren esta promesa del gobierno: http://www.eluniversal.mx/notas/824245.html; http://www.youtube.com/watch?v=rCQQTkkBrqU. Donde se aprecia las declaraciones del Secretario de Administración y Finanzas, Jesús Orozco Alfaro y un spot de la campaña publicitaria en la que se informa que “No se pagará Tenencia en el 2012, 2013, 2014 y 2015”. También recordará usted aquellos anuncios espectaculares, colocados en diversos puntos de la ciudad, que decían: “EN COLIMA, EL GOBIERNO PAGA TU TENENCIA”. Por lo que existe una creciente inconformidad ciudadana ante la posibilidad de revivir dicho cobro, e incluso hay unos cuantos valientes que invitan a no pagar este impuesto en caso de ser aprobado por los diputados. Aunque, los legisladores del Partido Acción Nacional (PAN) y del Partido de la Revolución Democrática (PRD) ya adelantaron su voto en contra de dicho impuesto e incluso aseguran que buscaran su derogación por tratarse de un gravamen injusto y regresivo.

No le parece que le resulta muy sencillo a la clase política mentirles a los ciudadanos. ¿Usted cree que si existiera una consecuencia para el gobierno, mentiría con tanta facilidad y de forma tan reiterada? Desde luego que no. El problema es que tenemos ciudadanos que no son conscientes de sus derechos ni del valor de expresar su opinión públicamente. Hay diversos sectores, y un cierto número de ciudadanos que están conformes con el status quo porque son parte de un pequeño grupo de la sociedad que goza de privilegios y beneficios extraordinarios. Pero la mayoría de la población que decide las elecciones y que con sus impuestos sostiene al gobierno, a través de su silencio y su inactividad simplemente solapa el cinismo gubernamental. Todo parece indicar que en estos tiempos, la palabra empeñada ya no tiene ningún valor, ni para el político que la dice y ni para ciudadano que la escucha. Tal como dijera Adamov en la crisis política de Alemania en 1938: “Gastadas, raídas, vacías, las palabras se han vuelto esqueletos de palabras, palabras fantasmas; todo el mundo las mastica y eructa luego su sonido”.

¿Tienes algo que decir? Seguir adelante y dejar un comentario!