No a la discriminación

discriminacion

Recientemente dos integrantes de la comunidad transexual presentaron una queja ante la Comisión de Derechos Humanos del Estado, por considerar que fueron objeto de actos de discriminación por parte del personal del Bar Jesus´n Chuys. Aparentemente la situación se provocó por la molestia de algunas mujeres al tener que compartir el mismo baño con las quejosas. Como consecuencia, una de las meseras les informó que no podía brindarles el servicio, por su condición sexual. Luego el mismo gerente les dijo que podían quedarse en el bar y recibir el servicio, con la condición de que usaran el baño de los hombres, dado que ante la ley eran considerados como tales. El asunto ha generado muchas opiniones y comentarios en las redes sociales, tanto de aquellos que piden un trato más igualitario y tolerante, como de quienes afirman que los integrantes de la comunidad trans no deben usar el baño de las mujeres. 

Sin duda, se trata de un asunto polémico que involucra el actuar de la autoridad en la prevención y eliminación de la discriminación, pues además de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, están el gobierno estatal y los gobiernos municipales que deben trabajar para eliminar todo acto de discriminación que limite en los hechos la igualdad de las personas y les impida su participación en la vida política y social. Para este propósito se emitió una Ley que crea el Consejo Estatal contra la Discriminación y 10 consejos municipales. En el municipio de Colima, además de la instalación de dicho Consejo trabajamos en la elaboración de un diagnóstico sobre el tema para conocer las expresiones ciudadanas al respecto. Y, un servidor, como regidor presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Cabildo presente una propuesta de reglamento municipal para regular la funciones de este Consejo, así como para prevenir y sancionar conductas discriminatorias.

Asimismo, la propuesta de reglamento también contempla la creación de un Plan para prevenir y eliminar todas las formas de discriminación en el municipio. Para ello se establece el derecho de los particulares para presentar una queja en el ámbito municipal, contra funcionarios o trabajadores de la administración que realicen actos discriminatorios y contra establecimientos comerciales con licencia municipal cuando realicen prácticas discriminatorias. Así que de aprobarse esta propuesta, casos como el citado previamente del bar Jesus´n Chuys, previa investigación de los hechos, podrían ser sancionados por el Ayuntamiento por acciones discriminatorias. Y los ciudadanos tendrían un derecho para presentar quejas cuando se sientan discriminados por funcionarios o establecimientos comerciales de este municipio.

Es importante mencionar que cualquier ciudadano afectado puede presentar una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos, pero de aprobarse esta propuesta también podrá presentarla en el ámbito municipal, conforme lo expresado previamente. Se trata de una regulación novedosa que conforme al trabajo de comisiones alcanzado hasta ahora es muy probable que sea aprobada por el cabildo capitalino la próxima semana. El objetivo principal es generar una mayor armonía y tolerancia en la sociedad colimense mediante el respeto al derecho de los demás. Y lograr condiciones favorables para que las mujeres, los niños, adolescentes, las personas adultas mayores, los discapacitados, los enfermos, los migrantes, los integrantes de la diversidad sexual y todos los ciudadanos en general encuentren las condiciones adecuadas para realizar su plan de vida y su bienestar personal.

Amable lector, me pongo a sus órdenes para atender todos sus planteamientos y comentarios a través de las redes sociales: Facebook/José Cárdenas y Twitter/ @PepeCardenas6, o en mi blog, www.deficcionesyrealidades.com.mx.

¿Tienes algo que decir? Seguir adelante y dejar un comentario!