Mando Único

Mando Unico

El  7 de octubre de 2010, el entonces presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa, envió al Congreso de la Unión una iniciativa para crear un mando único policial en las 32 policías estatales del país, mismas que absorberían a las fuerzas municipales, con procedimientos y capacitación homogéneos. Dicha iniciativa quedó estancada en el Senado tras ser aprobada por la Cámara de Diputados. La objeción que se plateó en su momento fue que dicha reforma implicaba la disolución de más de dos mil cuerpos de policía municipal que existen en el país para integrarlas en 32 policías estatales con un solo mando. Gobernadores de diversas entidades del país, incluido el de Colima, recibieron la propuesta con reversa, argumentado que cada entidad es diferente y no se podía homologar. Los entonces Senadores del PRI y PRD la rechazaron por considerar que se violentaba la soberanía de los municipios.

                Sin embargo, el pasado 18 de febrero del presente año, en la XLIV reunión de la Confederación Nacional de Gobernadores (Conago), Enrique Peña Nieto pidió un “amplio consenso” para hacer realidad este modelo. En dicha reunión los mandatarios estatales le dieron su respaldo y aprobaron la estrategia de seguridad que pone a las policías municipales bajo el mando de las estatales. El objetivo es lograr una mejor coordinación para la capacitación, el equipamiento y las tareas de investigación e inteligencia dijo el mandatario de Veracruz en la reunión. La diferencia es que la iniciativa de Peña Nieto es puro acuerdo, es decir, no existe reforma legal alguna. Se trata de la firma de convenios de coordinación y colaboración mediante los cuales los ayuntamientos ceden el mando de sus policías a un mando único del Estado. Es decir, los municipios transfieren el mando de su policía a la secretaria de Seguridad Publica del Gobierno del Estado y asignan los recursos humanos, materiales, administrativos y de logística para el cumplimiento de las funciones de prevención y combate de la delincuencia.

Recientemente el Gobernador del Estado, Mario Anguiano Moreno, informó que en cinco de los diez municipios de nuestro Estado ya operaba el mando policial único, es decir, en Armería, Colima, Tecomán, Manzanillo y Villa de Álvarez. Y que próximamente se incorporaría a los restantes. Aunque el acuerdo tomado por la Confederación Nacional de Gobernadores no puede imponerse a las autoridades municipales, pues constitucionalmente son estas las que tienen bajo su cargo este rubro. En el caso de nuestro Estado, 9 de los  10 municipios cuentan con sus propios cuerpos de seguridad pública. La única excepción es la capital, Colima. De tal manera que para lograr el Mando Único se tendrá que obtener su anuencia y concretar la firma de los convenios correspondientes, máxime que serán los respectivos cabildos municipales los que autoricen o no la suscripción de dichos acuerdos de coordinación.

Y aunque la medida ha sido adoptada con éxito en la mayoría de las entidades del país, los especialistas en seguridad advierten que eso no basta. Pues aseguran que es indispensable acabar con la desigualdad de condiciones laborales entre las diferentes policías, así como darles mayor capacitación, aplicarles a todos exámenes de confianza, sustentar jurídicamente la figura del mando único mediante reformas a la ley… y combatir con mayor eficacia los altos niveles de impunidad.

¿Tienes algo que decir? Seguir adelante y dejar un comentario!