La amenaza de Calderón

Felipe Calderón es el principal impulsor de Margarita Zavala a la candidatura panista de la Presidencia de la República, se le ha visto muy activo en redes sociales generando polémica y apuntalando las aspiraciones su esposa. Su participación ha generado resistencias tanto al interior como afuera de Acción Nacional, algunos consideran que Calderón hace más daño, que beneficio, con su intervención; otros lo rechazan porque creen que se trata de un proyecto transexenal para perpetuarse seis años más en el poder a través de su cónyuge. No obstante, lo que no queda duda es que su activismo ha generado un impulso en la candidatura presidencial de Margarita, al grado que actualmente ella encabeza las preferencias electorales entre la ciudadanía como la posible candidata del PAN.

Sin embargo, la lucha por la candidatura al interior de Acción Nacional apenas inicia. En una reciente sesión de Consejo Nacional panista, la prensa nacional dio cuenta de un ríspido debate entre el propio Felipe Calderón y Juan José Rodríguez Prats, en la cual los insultos llegaron hasta el grado de llamarle “borracho”. Pero Calderón señaló: “Yo si he pensado, honestamente, en la opción de salirme del PAN, y sabemos porque estoy aquí, porque tengo una última esperanza, y vengo al Consejo suponiendo que hay gente responsable, con sentido ético, con amor a la patria, y no a los rebaños que me ha tocado ver que se forman, sí, muchos al amparo de nuestros gobiernos, y que se siguen formando al amparo que se hace del control del padrón, precisamente para evitar que vengan ciudadanos que refresquen al PAN y que todo se quede controlado…”

Esto demuestra que la división al interior del PAN sigue latente, pues la decisión de establecer el método para la elección del candidato es la causa de la confrontación. De los métodos disponibles que el PAN puede utilizar, está el de la elección interna y el de la designación. Uno implica la participación de la militancia mediante la votación abierta y el otro la decisión recae sobre un grupo reducido que debe valorar los pros y los contras de cada uno de los aspirantes. Al parecer, en  este caso no existe consenso sobre el mejor método. Calderón prefiere la designación ya que está denunciando manipulación de los padrones internos por la formación de “rebaños” al amparo de los gobiernos o las dirigencias partidistas. De tal manera que quien controla el padrón controla las candidaturas, y en este escenario, la festejada democracia interna ahora es motivo de desconfianza.

No cabe duda que el candidato con mayor fuerza a nivel interno es el propio Ricardo Anaya que ha trabajado para favorecer sus propias aspiraciones, pero la más popular hacia afuera es Margarita Zavala. De ahí que la amenaza de Felipe Calderón de salir del PAN, si es que lo ha pensado “honestamente” -o en serio- como él mismo lo dijo, deja ver que el asunto está que arde al interior del PAN, y realmente la tienen difícil. Pues si no ceden a las a presiones de Calderón, o evitan que esté cumpla su amenaza de salir del PAN, ese partido estaría acabado. Pues no solo perderían la posibilidad de llegar a la Presidencia de la Republica, sino que tendrían a sus dos únicos expresidentes del país fuera del partido. La fractura está anunciada, y los panistas no solo tienen el riesgo de perder el gobierno, sino también perder su propio partido, según una célebre frase panista.

¿Tienes algo que decir? Seguir adelante y dejar un comentario!