Infocol, entre la simulación y el tortuguismo

infocol

El informe reciente del Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Protección de Datos del Estado de Colima (Infocol) se convirtió en un encuentro de autoridades para hacerse adulaciones mutuas, con discursos triunfalistas y rimbombantes, pero dejó poco espacio para la reflexión crítica de la situación actual en materia de transparencia en el Estado de Colima. Pues todo parece indicar que los altos niveles de corrupción e impunidad existentes en el país han dado un nuevo impulso al tema de la transparencia gubernamental como mecanismo para producir mejores gobiernos. Sin embargo, a pesar de que el impulso a la transparencia mediante el derecho de acceso a la información presenta innegables avances, aún quedan muchos retos por resolver. En este sentido, el organismo local de transparencia se encuentra atrapado entre el tortuguismo y la simulación de los sujetos obligados.

De acuerdo a la comisionada presidenta del Infocol, Rocío Campos, en el 2016, se formularon un total de 11 mil 947 solicitudes de información. No obstante, si comparamos este dato con el reportado en 2015, que fue de 22 mil 775 solicitudes, de acuerdo a las cifras del mismo Infocol, esto representa una significa disminución de solicitudes presentadas por la ciudadanía. Máxime que, debido a la nueva ley, el número de sujetos obligados se triplicó, es decir, pasó 71 a 218, del año 2015 al 2016. Así que lejos de observar un incremento en el número de solicitudes, se aprecia una drástica disminución de las mismas. Cabe hacer notar que estas cifras son integradas por el instituto a partir de los informes rendidos por los sujetos obligados, y a pesar de que no se revelaron detalles sobre la distribución total de las solicitudes en cada uno de los sujetos obligados, ni el medio por el que se formularon, ni el tipo de solicitud, es difícil corroborar la veracidad de estos datos. Sin embargo, el resto de los indicadores revela una posible simulación o la presentación de cifras infladas por parte de los sujetos obligados.

De acuerdo a los datos, del total de las solicitudes recibidas por los sujetos obligados (11,947) solo un 6 % fue impugnada mediante recurso de revisión (710), lo que significa que en más del 90% de los casos, la solicitud recibió una respuesta satisfactoria. Del total de recursos promovidos (710), solo el 15.7%, es decir, 112 casos, -que presenta menos del 1% del total de las solicitudes-, fueron recibidos y tramitados en el Infocol. De acuerdo a esta información, el nivel de cumplimiento por parte de las autoridades está en un nivel óptimo, y el ejercicio del derecho a la información en una efectividad inmejorable. Sin embargo, otro dato contradice este escenario, pues de los 218 sujetos obligados en el Estado solo 61 de ellos tienen portal de transparencia y únicamente 45 de ellos tienen actualizada la información. Lo que implica un nivel de incumplimiento del 80%. Así pues, ¿Cómo es posible que, con este nivel de incumplimiento de la información pública de oficio, se pueda hablar de una efectividad tan optima en el cumplimiento a las solicitudes de información?

Otro dato precisa que más del 70% de los recursos de revisión fueron promovidos por medios electrónicos, mientras que el resto por medios físicos. ¿Cuántas solicitudes de información se promovieron a través de medios electrónicos y cuantas por otras vías? Es información que tampoco se da a conocer de manera detallada y que pone en duda la veracidad de los datos, pues conforme al sistema Infomex Colima, para el año 2016, se registraron un total 2 mil 162 solicitudes mediante dicha plataforma electrónica (http://www.infomexcolima.org.mx/) por un total de 1 mil 484 solicitantes. ¿Esto significa que 9 mil 785 solicitudes fueron presentadas por escrito directamente ante el sujeto obligado, o por otros medios? También hay duda al respecto.

En otras de mis colaboraciones para Ecos de la Costa, señalé una investigación que me ha tomado alrededor de siete meses para obtener información gubernamental desahogando todas las instancias correspondientes, lo que significa que mis decenas de solicitudes y recursos de revisión forman parte de las estadísticas del infocol. En este sentido, cabe señalar que, a la fecha, después de casi 10 meses de presentadas algunas solicitudes de información, aún no obtengo la información solicitada. Lo que demuestra el tortuguismo, que prevalece en el órgano garante, para hacer efectivo el derecho de acceso a la información. Si las estadísticas señalan como pendientes solo 10 recursos de revisión, habría que agregar además todos aquellos asuntos en los que aun con sentencia, los sujetos obligados simplemente se niegan a entregar la información, en tanto el Infocol no ejerce ningún tipo de sanción o medida coercitiva.

Así que podemos señalar dos grandes retos del Infocol. Primero, lograr un mayor presupuesto para solucionar los problemas de recursos humanos y agilidad en los procedimientos internos, y segunda, la aplicación de sanciones y medidas coercitivas a efecto de hacer cumplir la ley (y las sentencias firmes) a los sujetos obligados omisos, pues la diplomacia y flexibilidad han demostrado que no son suficientes para reducir la opacidad y resistencias institucionales existentes. www.deficcionesyrealidades.com.mx

¿Tienes algo que decir? Seguir adelante y dejar un comentario!