¡Gracias a Madero?

 mdero

Este sábado 22 de marzo visitó el Estado de Colima, uno de los aspirantes a la dirigencia nacional del PAN, Gustavo Madero Muñoz. Como panista interesado en este proceso interno acudí, junto con unos amigos, a informarme de las propuestas que este candidato ofrece al panismo nacional y así tener mayores elementos para decidir mi voto el próximo 18 de mayo. Escuche atento cada una de las intervenciones de los oradores del evento, con la idea de reflexionar sobre las diversas posturas, confrontar ideas y promover el debate interno. Me parece que debemos tener la apertura para escuchar las diferentes propuestas y así evaluarlas crítica y objetivamente. En este sentido, no comparto algunas de las aseveraciones que en este caso se realizaron, porque carecen totalmente de veracidad. Es comprensible que bajo el argumento de su reelección, Madero se concrete a defender los “avances” de su gestión y todo gire en torno a la continuidad de su labor realizada al frente del partido.

No obstante, es necesario desmentir algunas cosas. Madero no impulsó la reforma de estatutos que hoy otorga el voto directo al militante para elegir a los dirigentes estatales y el nacional. A pesar de que insisten, una y otra vez, en repetir esta mentira, quienes acudimos a la XVII Asamblea Nacional Extraordinaria de reforma de estatutos sabemos perfectamente que esta propuesta fue presentada por el senador Javier Corral, y que la dirigencia en turno se vio sorprendida con su aprobación debido a que no la tenía contemplada en el paquete de reformas, inclusive fue promotora de la salida de diversas delegaciones estatales para romper el quorum. Asimismo, impulsó una “armonización” que básicamente buscaba diluir la reforma original al quitarle facultades al Comité Nacional, -que ahora sería electo por toda la militancia- para dárselos a la Comisión Permanente del propio Consejo Nacional. Así que es irresponsable tratar de atribuirse un logro que no le corresponde, cuando los delegados a Asamblea Nacional fuimos testigos de todo esto.

Por otro lado, Madero evade cualquier responsabilidad en la elección Presidencial, pues asegura que en la derrota fue producto de la inercia en la pérdida de votos en cada elección, así como los errores de los gobiernos panistas. Pero si aceptamos su lógica del punto anterior, quizá también deberíamos afirmar que esta debacle, también es gracias a Madero. Porque como dirigente nacional no puede hacerse cargo solo de los aciertos y desconocer los errores. En ese sentido, la campaña de re afiliación mediante la cual se perdió más del 80 por ciento de la militancia también es gracias a Madero, aun cuando no se quiera reconocer que hubo errores que impidieron a una gran cantidad de militantes refrendar su membresía por la falta de información oportuna, de suficiente difusión y trabajo interno en ese sentido. Máxime que recientemente hemos sido objeto de una campaña intensa y masiva de folletos y cartas sobre su gestión al frente del Comité Nacional, vía correo electrónico y correo postal, que muchos nos preguntamos ¿Por qué durante el proceso de re afiliación no se realizó un esfuerzo similar?

Existen otros argumentos que atribuyen a Madero el tema de las reformas estructurales,  y el acierto en la participación en el Pacto por México. No obstante, aun cuando es verdad que este es un logro que debemos reconocer, el problema es que el PAN no ha capitalizado estos logros adecuadamente, porque durante tantos años el PRI obstruyó estas mismas reformas condenando a México al atraso por motivos meramente electorales. Pero estas aportaciones de Acción Nacional se han visto diluidas por el mensaje débil para pregonarlo a los ciudadanos. Además, se ha perdido el papel preponderante de partido opositor, independiente y combativo que es capaz de oponerse a los abusos del priismo. Por eso, tanto los aciertos como lo errores deben ser objeto de reflexión interna para construir un mejor partido, y el debate de ideas es la mejor fórmula que nos permitirá reconocer lo que se hace bien, y aquello en lo que debemos mejorar.

 

Caminando Colima

Esta semana visitamos la Colonia El Pedregal con el objetivo de dialogar con los ciudadanos directamente en su domicilio a través del programa #CaminandoColima. Nos manifestaron el problema de la drogadicción y el vandalismo de los jóvenes, así como la falta de banquetas en casi prácticamente toda la colonia, asimismo se quejaron de la falta de mantenimiento al área de la cancha de usos múltiples, así como la carencia de alumbrado público en algunas zonas y la existencia de muchos lotes baldíos que están descuidados y son focos de basura o refugio de delincuentes. Los invito a ponerse en contacto conmigo a través de Facebook: José Cárdenas y Twitter: @PepeCardenas6

1 Cmentario

  • Qué lástima que el Dirigente de Acción Nacional sea familiar de Don Francisco I. Madero, uno de los próceres de la Revolución Mexicana y de quien fue el lema “Sufragio Efectivo, No Reelección”. El Madero de hoy se quiere reelegir y de qué forma.
    Parece que hay mucha gente interesada en que él gane la elección, principalmente los del Revolucionario Institucional porque con Madero tendrían prácticamente al PAN comido.
    Creo, si mi memoria no me falla, que hasta ahorita Madero ha sido el peor dirigente nacional que ha tenido Acción Nacional en toda su historia. Si viviera Don Manuel Gómez Morín se volvería a morir de la vergüenza de ver el Partido que él fundó todo desmoronado.
    Hay algo que es muy preocupante, ya casi está en puerta el proceso electoral del 2015 y el PAN como nunca se encuentra desdibujado, con un Madero que parece marioneta del PRI y con un Coordinador de Senadores que también anda por las mismas.
    Muy buen artículo Pepe Cárdenas y muy buen análisis de la “herencia maldita” de Madero.

¿Tienes algo que decir? Seguir adelante y dejar un comentario!