Ganó Madero

gana_madero

Este domingo 18 de mayo culminó el proceso de elección del nuevo dirigente nacional del PAN. Aunque, esta vez, mediante un proceso abierto a la militancia, producto de las recientes reformas estatutarias que por primera vez otorgaron este derecho a los panistas de todo el país. Después de una intensa campaña interna, ambos candidatos, Ernesto Cordero y Gustavo Madero recorrieron todos y cada uno de los Estados del país para promocionar su mensaje y propuestas de trabajo. También protagonizaron un debate público, trasmitido vía internet, organizado por el mismo Comité Nacional. Y aunque, debemos reconocer que la campaña tuvo momentos de confrontación y polarización evidente, también fue motivo de la participación entusiasta de muchos militantes que por primera vez votaron para elegir su dirigente nacional. El resultado fue una participación de más de 155 mil militantes que representan el 72 por ciento del padrón. De los cuales Madero obtuvo el 56.76 por ciento, es decir 88 mil 537 votos, por el 43.24 por ciento de Cordero que representan 67 mil 447 votos. El resultado otorga a Madero la reelección para el periodo 2014-2015.

Según los resultados de la elección, Madero ganó en 23 estados del país, mientras que Ernesto Cordero en 9 de ellos. Con una diferencia de más de 20 mil votos el resultado fue contundente. No obstante, la mayoría de panistas de Aguascalientes, Colima, Baja California Sur, Guanajuato, Michoacán, Querétaro, San Luis Potosí, Yucatán y Zacatecas le dieron el triunfo a Cordero, aunque la diferencia de votos resultó insuficiente para revertir el resultado de Baja California, Sonora, Nuevo León y  Puebla que le dieron a Madero una diferencia a favor de entre 2 mil 500 a 4 mil 900 votos en cada uno de ellos. Así es que, esta contienda nos deja muchas experiencias y datos para reflexionar sobre el futuro de Acción Nacional, uno de ellos que resulta interesante es que según datos de la encuestadora Parametría, Madero obtuvo una mayoría significativa de votos entre los panistas con más años de militancia y entre aquellos con menores ingresos económicos, mientras que Cordero obtuvo sus mejores resultados entre los panistas jóvenes con ingresos medios. Curioso resulta además, que Madero haya perdido en las plazas de sus principales colaboradores. Pues fue derrotado en San Miguel de Allende –y todo Guanajuato–, en Querétaro y en Colima.

Es importante resaltar que Ernesto Cordero, luego de que se anunciaron los resultados, reconoció su derrota y abogó por la unidad del partido, agradeciendo a los miles de panistas que lo apoyaron en campaña y le dieron su voto, invitándolos a seguir  trabajando por un Acción Nacional de principios y valores. Aseguró que no entrarían en una batalla legal porque no es lo que el partido necesita, pero que esperaba que la pluralidad reflejada en la contienda se respete en la conformación de los espacios de decisión del partido. Madero por su parte hizo un llamado a dejar atrás lo antes posible la contienda interna y centrarse en los próximos procesos electorales, en las leyes secundarias y en todo el fortalecimiento institucional del partido. “El PAN ha sido el mejor partido de México desde 1939 gracias a nuestros principios, a nuestra doctrina, a nuestra capacidad de procesar institucionalmente nuestras diferencias, nuestra capacidad de propuesta. Estoy cierto que unidos es como vamos a funcionar mejor… No vamos a perdernos en los caminos mezquinos o de la venganza, pero tampoco vamos a caer en un triunfalismo absurdo”, dijo.

Gustavo Madero enfrentará grandes retos en este segundo periodo en la dirigencia nacional y tendrá que demostrar a sus detractores que ha superado la campaña interna, pero que no podrá ignorar las voces de miles de panistas que le demandan una postura más enérgica y menos complaciente con el gobierno federal, un combate frontal y permanente contras las prácticas de corrupción al interior del partido, una posición más clara en las reformas estructurales y trabajar arduamente para recuperar los principios que conforman nuestra identidad, que nos hacen ser la opción de la honestidad y la ética política. El mayor de los éxitos al nuevo dirigente nacional.

¿Tienes algo que decir? Seguir adelante y dejar un comentario!