El primer año

image

Este 15 de octubre se cumplió un año de ejercicio de los actuales gobiernos municipales, incluido el del municipio de Colima. Y aunque conforme a la ley, el informe anual, se presenta hasta la primera quincena de diciembre, los balances y evaluaciones de los distintos sectores de la sociedad no se han hecho esperar. Aunque, es común que los reflectores se posen casi exclusivamente en la figura de los Presidentes Municipales, no obstante, el gobierno de las ciudades por una antigua tradición casi universal ha recaído en un cuerpo colegiado, es decir, en un alcalde, síndico y regidores. Y para algunos tratadistas la costumbre de las ciudades de contar con un cabildo o un ayuntamiento, en los que se intercambian puntos de vista, se discute y se vota, ha influido de forma relevante en la historia política moderna. Por eso, el municipio también está marcado por el trabajo de su Cabildo, ya sea por su activismo o su enorme ausencia.

En mi calidad de regidor del H. Ayuntamiento de Colima, en este primer año fungí como Coordinador de la Fracción de regidores del Partido Acción Nacional (PAN), en la que trabajamos activamente para lograr acuerdos e impulsar acciones a favor de los habitantes del municipio. Y como segunda fuerza política al interior del Cabildo (pues representamos a 26 mil 041 colimenses), hemos actuado de forma responsable, privilegiando el trabajo en equipo y evitando protagonismos o confrontaciones estériles. Asimismo, a nombre de mis compañeros presenté dos iniciativas de modificación a la reglamentación municipal, una al Reglamento de Comités de Participación Social del Municipio y otra al Reglamento del Gobierno Municipal. Y también un punto de acuerdo para proponer la realización de diversas acciones y obras públicas derivado de los recorridos por diversas colonias del municipio mediante el programa “Caminando Colima”.

La reforma al Reglamento de Comités de Participación Social del Municipio tiene el fin dar mayor certeza y seguridad jurídica a los ciudadanos en la elección de los comités de barrio, al establecer claramente el número, denominación y delimitación geográfica de cada uno de los comités, y fijar reglas mínimas para promover una participación más amplia y plural de los ciudadanos. Mientras que la reforma al Reglamento del Gobierno Municipal pretende establecer un mecanismo de publicidad periódica a los integrantes del Cabildo de la situación que guarda la representación jurídica del Ayuntamiento ante las diversas instancias jurisdiccionales y administrativas, a efecto de emprender medidas o reformas a la normatividad que eviten resoluciones adversas que afecten el patrimonio municipal, o recomendaciones por la violación de los derechos humanos de los colimenses.

Con el programa “Caminando Colima” hemos recorrido un total de 11 colonias y 2 localidades, en las que se han recabado más de 200 peticiones relacionadas con la prestación de los servicios públicos u obras públicas prioritarias para los colonos. Y en seguimiento a las mismas he sostenido reuniones de Trabajo con la direcciones de: Desarrollo Urbano y Vivienda; Obras Públicas; Seguridad Publica, Tránsito y Vialidad; Servicios Públicos; Inspección y Licencias; y también con el Secretario de Seguridad Publica del Gobierno del Estado. Quienes han manifestado una gran sensibilidad y actitud de servicio ante los planteamientos formulados. Así que gran parte de las peticiones ciudadanas han sido atendidas o están en vías de solución, por lo que nos satisface enormemente los logros obtenidos hasta el momento. No obstante, hay planteamientos ciudadanos que en virtud de que implican una programación y previsión de recursos para su realización, solicite al Cabildo su análisis para que se incorporen al Presupuesto de Egresos del 2014 y su Programa Operativo Anual.

Caminando Colima
Seguimos Caminando Colima, y platicando con su gente sobre la problemática del día a día, así como el trabajo del Ayuntamiento en cada rincón de este bello municipio. Hay una versión oficial y otra de los vecinos en las calles, cada día que recorro las colonias del municipio encuentro problemas añejos sin solución o atendidos de forma insuficiente por las autoridades. Durante la visita a la Colonia Lázaro Cárdenas nos percatamos que los problemas de drogadicción, vandalismo y prostitución son apremiantes; aunados a las deficiencias en el alumbrado público y el empedrado de calles dañado por las lluvias. Aún hay mucho trabajo por hacer.

¿Tienes algo que decir? Seguir adelante y dejar un comentario!