Democracia y legalidad

Pawel-Kuczynski-12

Los panistas del municipio de Colima decidieron por mayoría de votos elegir a Toño Morales como nuevo dirigente municipal. Esto fue posible, gracias a que un sector importante del panismo impulsó la realización de dicha asamblea electiva. De un total de 336 militantes inscritos en el padrón, participaron 238 de ellos. El candidato ganador obtuvo 160 votos, mientras que el otro candidato, Raúl Arredondo, obtuvo 78 sufragios. El acuerdo entre diversos liderazgos como Jorge Luis Preciado, Pedro Peralta, Fernando Antero y Héctor Insua les permitió conformar un bloque mayoritario para lograr la victoria. No obstante, la militancia libre que respaldó a Raúl Arredondo Nava representa poco más del 23 por ciento del padrón de militantes. Así que finalmente, se logró el objetivo de renovar dicho órgano partidista mediante un proceso democrático y con ello dar rotación a los liderazgos internos en la dirección del partido. Además, el perfil del nuevo dirigente representa un avance significativo, máxime que fue electo por la militancia, y no producto de una imposición.

Aunque todavía tenemos que mejorar nuestros procesos internos, dado que las disposiciones establecidas en las Normas complementarias en relación a la apertura y cierre del proceso de votación fueron poco afortunadas; ya que permitieron que muchos militantes acudieran a registrarse, y en el mismo acto, votar, sin haber participado en los actos previos a la votación. Es decir, sin asistir a la etapa de deliberación, tal como la presentación de los candidatos y exposición de las propuestas de trabajo, lo que favoreció el voto “corporativo” o de grupos, acordado previamente; es decir, muchos panistas solo llegaron a votar y se retiraron, de manera que el ejercicio “democrático” no fue más que: “votas y te vas”. Demeritando el proceso de valoración del voto en base al debate de ideas y propuestas expresadas por los candidatos en la propia asamblea. Además, el amplio periodo de tiempo concedido para ejercer el voto favoreció las actividades de movilización de algunos militantes.

Sin embargo, ya concluido este proceso interno, los panistas debemos ver hacia adelante con miras a salir fortalecidos en el proceso electoral. El nuevo Comité Directivo Municipal, encabezado por Toño Morales, tiene el reto de lograr la unidad interna, conformar la estructura electoral e impulsar a los mejores candidatos del municipio para ganar las elecciones. El desafío no es menor e implica conjuntar esfuerzos de toda la militancia para trabajar en un solo objetivo y ganar la simpatía de los ciudadanos de Colima. No obstante, el nuevo dirigente tendrá que ser cuidadoso de la aplicación de la normatividad interna, y garantizar el respeto de los derechos de los militantes establecidos en los estatutos y reglamentos del partido, para evitar, como dice el dicho, ser “candil de la calle pero oscuridad de su casa”. Confiamos en que se avanzará en este sentido, de lo contrario tendremos que seguir vigilantes de la legalidad.

#CaminandoColima

El programa de visitas a las colonias de nuestro municipio, que implementé como regidor del Ayuntamiento de Colima, sigue adelante. Así que esta semana visitaremos a los vecinos de la Colonia Nuevo Milenio para escuchar sus necesidades y realizar un recorrido por diversos puntos del lugar para percatarnos de las condiciones en que se encuentran las áreas y espacios públicos responsabilidad del gobierno municipal, y en general recabar las inquietudes y demandas existentes. Te invito, amable lector, a seguir en contacto conmigo a través de Facebook: José Cárdenas o Twitter: @PepeCardenas6 o a través de mi blog www.deficcionesyrealidades.com.mx

¿Tienes algo que decir? Seguir adelante y dejar un comentario!