Aprovechados

accidente-tráiler2

Una imagen dice más que mil palabras. En el fondo de la fotografía se aprecia una terrible volcadura de lo que parece ser un tráiler que transportaba rines para automóviles. Es un espectáculo de fierros retorcidos que cubren la carretera. El contenedor partido en dos se ha vaciado por completo sobre el camino, lo acompañan pedazos de concreto de la valla destruida. Parece un animal gigante atropellado con toda la sangre y vísceras de fuera. Estamos en el kilómetro 17 de la autopista Colima-Manzanillo, en una curva complicada de maniobrar, sobre todo si el vehículo sufre fallas mecánicas o se viaja a exceso de velocidad.

En la foto se aprecian dos sujetos, en segundo plano, hurgando entre los escombros en busca de objetos de valor. En el fondo, tres hombres más que dialogan y uno de ellos señala con el dedo la escena principal de la volcadura, trazando tal vez la hipótesis del accidente o la mecánica del impacto. En primer plano, otros dos individuos en franca retirada cargados a más no poder, con un rin en cada mano, que parecen irse contentos “por lo que se encontraron tirado”. Uno de ellos lleva puesta una playera blanca con un letrero al frente, en letras grandes la palabra “hope”, que significa esperanza. Esa esperanza de un México mejor que se esfuma cada vez que hay un choque en la carretera.

En el congestionamiento vial prevalece el caos, no se sabe con certeza si fue provocado por el mismo percance que obstruyó la autopista o el número de vehículos que se han detenido para ir a ver que se llevan, para ir a hacer leña del árbol caído. No obstante, ante cualquier tragedia lo que todos esperamos es un poco de ayuda, pero nadie parece auxiliar al desvalido chofer que quizá sufrió lesiones graves, o se encuentra prensado entre los fierros, y tal vez grita ¡socorro! mientras sus paisanos siguen ocupados en cargar el mayor número de rines a sus vehículos particulares.

En este contexto ¿cree usted amable lector que lograremos cambiar México y acabar los gobiernos corruptos, sino somos capaces de cambiar nosotros mismos?

1 Cmentario

  • Es triste la realidad, pero en nuestro entorno cada día que pasa, se aleja de nuestra mirada el México que soñamos. La idea de un mundo nuevo, El Progreso, algo mejor. Pero somos nosotros quienes nos resistimos a cambiar, quienes estamos encontra del progreso. Amigos tal como lo muestra la columna, quiero decir un “Ya basta”, no nos hagamos de la vista gorda. Denunciemos por nuestros hijos, cambiemos nuestro entorno y verán que volverá a florecer la confianza. Felicito al autor por tan buena reflexión.

¿Tienes algo que decir? Seguir adelante y dejar un comentario!