Adicciones en Colima

el-consumo-de-drogas-en-adolescentes

Hace un año que iniciamos el programa de visitas a las colonias denominado “Caminando Colima”, y luego de haber recorrido más de 40 colonias, barrios y localidades, haber entrevistado a más de 2 mil colimenses, algunos me preguntan ¿cuál es el principal problema del municipio? Pero consciente de que el problema no se puede resumir en unas cuantas palabras y que explicar aquello que le preocupa al ama de casa, al obrero, al estudiante colimense es mucho más variado y complejo de lo que parece, he optado por compartir a la mayoría lo que a mi juicio representa la mayor preocupación de los ciudadanos con los que he conversado, que incluso muchos de ellos han sido víctimas o se ven afectados directamente por el problema. Se trata de la inseguridad pública, pero habría que explicarlo con claridad pues la inseguridad es un tema complejo en el que intervienen varios factores.

En algunas colonias el problema es realmente alarmante por la cantidad de robos a casa habitación, el robo de cobre y la drogadicción de los jóvenes. Recuerdo claramente la visita a la colonia Jardines de la Estancia donde la gente me expresó que no soportaba más el nivel de inseguridad, a una persona ya se le habían metido a robar a su casa 7 veces y a diferentes horas del día. Como muchas otras colonias que sufren la misma situación y que piden más rondines de la policía. La expresión constante de la gente fue hacer algo con “los jóvenes que se drogan en el jardín”. Pero parece que estos grupos de jóvenes ya forman parte del paisaje cotidiano de las colonias, sin que a nadie le importe hacer algo. Drogarse en el jardín ya es parte de la normalidad, como si fumarse un “churro” de marihuana entre cuates es la onda, por decir lo menos. Sin importar que se trata de un lugar público donde acuden las familias a distraerse, acompañadas de niños pequeños.

Pero ahora no sólo en los jardines, sino también en canchas deportivas e incluso en la escuela o la universidad. Desde hace varias semanas acudo con mis amigos a jugar fútbol en las canchas de la Piedra Lisa, y cada semana un grupo de jóvenes adolescentes fuman marihuana tranquilamente en las gradas, como la cosa más normal del mundo. También, un amigo me contó que en la Universidad de Colima todo un grupo de facultad fue expulsado por el consumo de drogas en la escuela. Y es que el problema parece estar en todos lados, y a pesar de eso nadie quiere verlo, y nadie se atreve a señalarlo. No obstante, detrás del fenómeno del consumo de drogas está el negocio de quien las produce, quien las trafica y el que las vende finalmente a los jóvenes. Así qué la pregunta es ¿quienes son los distribuidores y vendedores de la droga en Colima? Es evidente que esto no es obra de una sola persona, sino de grupos bien organizados que operan en todo el país. El problema es si realmente se les combate para evitar que la droga llegue a los jóvenes o simplemente se les tolera.

En nuestro vecino Estado de Michoacán las cosas se salieron de control debido a autoridades corruptas que al parecer no sólo evitaron combatir los carteles de droga sino que se coludieron para protegerlos. No queremos que suceda algo similar en Colima, pues la droga ahí está en las calles con jóvenes adictos que originan conductas antisociales, incluso delictivas para mantener el consumo. Quienes tarde o temprano ya no podrán seguir estudiando ni podrán conseguir un empleo, y no serán productivos para la sociedad, a menos que logren rehabilitarse. Muchos de ellos pertenecen a familias que no pueden pagar un tratamiento de rehabilitación debido a la escasez de recursos. Hasta ahora el problema no ha tenido una respuesta eficaz del gobierno, en sus tres niveles, pues todo recae en la acción policíaca, sin combatir realmente el origen y causa del problema: las adicciones. Un trabajo en la prevención que hasta ahora ha sido deficiente.

 #CaminandoColima

La semana pasa realizamos un breve recorrido por la Colonia Lomas de Circunvalación, y algunos vecinos nos compartieron su preocupación por los robos a casa habitación y la inseguridad de la Colonia. Asimismo, nos percatamos de gran cantidad de ramas afuera de los domicilios que aparentemente el Ayuntamiento no había pasado a recoger, y conforme al calendario del programa de recolección de ramas a esta colonia le correspondía el 14 de junio. Ya hemos reportado estos planteamientos al área competente. Los invito a seguir en contacto conmigo a través de las redes sociales Facebook/ José Cárdenas y Twitter @PepeCardenas6, o en mi blog: www.deficcionesyrealidades.com.mx.

¿Tienes algo que decir? Seguir adelante y dejar un comentario!