Browsing "Narrativa Breve"
28 Sep, 2015 - Narrativa Breve    No hay Comentarios

Valores

Valores

Les comparto algunas de mis intervenciones en Ceremonias Cívicas del Ayuntamiento de Colima, en el espacio de El Valor del Mes. En este caso me correspondieron: La Lealtad, La Solidaridad y El Patriotismo. Espero sean de su agrado. leer más »

19 Dic, 2012 - Narrativa Breve    2 Comentarios

Un viaje singular

Estas parado allí en una vialidad de la Ciudad de México, y no entiendes la complejidad del trafico de la capital pero detestas las marchas y los embotellamientos porque te complican la movilidad. Afortunadamente pronto vendrán por ti, como de costumbre. Justo a la hora indicada llega la limusina anaranjada, como le llama mi entrañable hermano Lupiyo. leer más »

Escribir ficciones

 

Ahora está usted allí, mirando estas letras, esperando leer algo interesante. Quizá arrancar con un episodio brillante y adentrarse en una historia de aventura y fascinación. Tal vez espera fervientemente perderse en esa ficción, olvidando que lo es. Pero contrario a ello tendrá que imaginarme en este frío aposento, a la luz de una lámpara, soñando despierto esta anécdota que ya le ha robado algunos instantes. Intentando crear una ficción, dándole forma, tal vez, a algunos personajes que solo aparecen como silueta fugaz, pero que se manifiestan con fuerza en analogías reales de mi existencia, y que acabaran por convertirse en seres de carne y hueso, que son parte de mí, o una parte de mí, y que también son usted en algún episodio de su vida, porque se parecen a su maestro de primaria cuando le puso una mala nota o lo reprobó en matemáticas. Esta historia que es tan real como usted, pero tan imaginaria como yo, esta realidad que no se manifiesta sino solo a través de usted y su lectura.

14 Dic, 2011 - Narrativa Breve    No hay Comentarios

Dos ficciones soñadas

Imagine usted una sociedad en la que reina la desigualdad y la injusticia. En ella gobiernan hombres o mujeres sin escrúpulos que sólo buscan el poder para satisfacer sus ambiciones de  riqueza y dominio. Allí los partidos políticos no tienen ideología ni principios, y aquellos que la poseen nunca ganan las elecciones. Pero aún allí, en esas sociedades perdidas, hay hombres y mujeres que luchan por la transformación de la realidad. Luchan en vano, pues asemejan una voz que se ahoga en la bastedad del desierto. Sin embargo, ese anhelo imposible de cambio, por alguna extraña razón persiste en la lucha, y contra todo sigue en pie, en busca de un triunfo imposible. Hoy soñé que ese triunfo llegará y la patria será nueva.

Había leído sus magníficos escritos, y estaba convencido de su lucidez, sin duda una mujer inigualable. Su mente prodigiosa es un fenómeno único, sin ningún analagon significativo en el mundo actual. Por azares del destino la conocí en circunstancias poco usuales, deambulando por el barrio bajo de la ciudad. Me sorprendió verla llegar a una choza humilde y modesta, verla haciendo una vida normal e insignificante. Aquella imagen me resultó sumamente contradictoria con la que yo había formado en mi mente. Tal vez la grandeza no sea una cuestión de lujo, pero aquella mente tan prodigiosa no podía perderse en esa vana cotidianeidad. Una mujer capaz de movilizar multitudes con la fuerza de su talento, y el poder de sus ideas, perdida en trivialidades de la cocina o en los precios de la canasta básica. ¿Acaso es este el nuevo disfraz de la grandeza?

Páginas:12345>>